Gracias Vicenta

Hace poco que llegué al IES Vallecas Magerit, apenas unos minutos si lo comparamos con las décadas que lleva mi querida amiga Vicenta.

En esta difícil situación, en la cual no le podré dar ni un abrazo, quiero contar al mundo que aún existen esos “profes” de los que tanto tenemos que aprender.

Una de las cosas que más me llamó la atención mi primer año, fue conocer a alguien que a dos cursos de su jubilación me contaba que se había cogido un módulo que no había preparado nunca porque si no se acomodaba y ella quería dar lo mejor de sí misma a sus alumnos.

Sé de primera mano que le costó, que le hubiese sido mucho más llevadero “dar lo de siempre”; pero eso es la “profe” Vicenta, alguien que adora este nuestro trabajo, tan ingrato en ocasiones, más satisfactorio que ningún otro. Una profe de vocación, siempre dispuesta a aprender de los que acabábamos de llegar pensando que lo sabíamos todo, con ella aprendí que me faltaba tanto por saber…

Gracias Vicenta, por estar, por enseñarnos, por ayudarnos. Por llevarnos de la mano para que podamos seguir donde tu lo has dejado.

Disfruta de tu jubilación, nosotros seguiremos tu ejemplo.